THEOMAI* 
RED DE ESTUDIOS SOBRE SOCIEDAD, NATURALEZA Y DESARROLLO
  

    
 

Medio Ambiente y Medio Ambiente Urbano. Concepciones y formas de acción sobre la ciudad desde una perspectiva histórica. Buenos Aires 1880-1915

 

Verónica Paiva –IAA-FADU-UBA/CONICET

 

La bibliografía suele colocar los inicios del ambientalismo hacia fines de la década de 1960 y sobre todo hacia 1970, a partir de la elaboración de documentos claves como la Conferencia de Estocolmo sobre Medio Ambiente Humano (1972), la creación del Programa MAB (Man and Biosphera) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) por sólo citar los más significativos. En lo relativo al campo urbano, la incorporación de la temática ambiental como parte de las dimensiones de análisis de la planificación urbana, no registra más de veinticinco años.

Sin embargo, revisando la historia es un hecho comprobable que la reflexión sobre el medio ambiente tiene vieja data en las discusiones de las disciplinas, tanto en las ciencias naturales como en las sociales. A pesar de la antigüedad del debate sobre el medio en las distintas ciencias, la historia del medio ambiente urbano ha sido poco investigada y mucho menos a nivel local. En este campo, existe muy poca bibliografía, y lo frecuente es encontrar historias ecológicas, es decir, textos que tratan la historia del ambiente con las dimensiones de análisis ecológicas actuales, examinando cómo los distintos estilos de desarrollo, es decir los modos concretos de organización productiva y social, han contribuido a forjar manejos más o menos sostenibles del ambiente a lo largo de la historia. En general, esta es la mirada dominante en la elaboración de historias ambientales desde la década de 1970 a la actualidad, tanto a nivel internacional como nacional.

Desde esta línea de interpretación ecológica, trabajan, por ejemplo, González de Molina en Historia y Medio Ambiente o Fernández Figueroa en Problemas de Historia Urbana y Regional. Entre nosotros, uno de los libros más publicitados sobre historia ambiental argentina, es el de Brailovsky y Foguelman; Memoria Verde. Historía Ecológica de la Argentina. En dicho texto, el enfoque general de los autores coincide con el de los anteriormente citados al analizar la incidencia de los diferentes estilos de desarrollo en los manejos más o menos equilibrados de la relación naturaleza – sociedad, en distintos períodos históricos en nuestro país.

En este sentido, mi criterio es que este tipo de historia ecológica resulta útil para responder a preocupaciones fundamentales del historiador ecologista, tales como reconstruir situaciones pasadas para evaluar problemáticas ambientales actuales o indagar sobre la sostenibilidad del ambiente a lo largo de la historia, pero cae en anacronismos al utilizar categorías como sostenibilidad, equilibrio naturaleza- sociedad, que remiten más a los conceptos y problemas actuales del debate ambiental, que a los criterios vigentes en las sociedades históricas que pretende analizar. Del mismo modo, designa de ecologistas a medidas de ordenamiento sobre el entorno urbano, que fueron puestas en práctica desde teorías científicas y objetivos de intervención, muy diferentes a los actuales.

Desde este presupuesto de partida, mi interés en esta investigación es indagar sobre la temática del medio urbano porteño entre 1850 y 1915, con otro abordaje que considero que puede enriquecer los estudios de historia ambiental. Para ello, mis dimensiones de análisis son: a. las profesiones que paulatinamente se encargaron de estudiar y proponer intervenciones para la mejora del entorno urbano porteño entre 1850 y 1915, b. los problemas que signaron como prioritarios en distintas etapas, c. las teorías científicas y concepciones que guiaron las prácticas sugeridas para la ciudad en dicho período, d. Los términos utilizados a través del tiempo para denominar aquello que hoy llamamos medio ambiente urbano, y en la misma línea, señalar la emergencia de las palabras medio, ambiente o medio ambiente en los textos relativos al campo urbano, marcando concretamente la aparición del término medio ambiente urbano, en los escritos referidos a la ciudad.

En este sentido, mi hipótesis es que durante 1850-1915, existieron distintas profesiones (química, higienismo médico e ingeniería sanitaria, en ese orden), que se ocuparon del medio urbano porteño, proponiendo acciones ancladas en criterios científicos y objetivos de intervención que tenían como meta mejorar la calidad de vida urbana, pero que se alejan absolutamente de lo que hoy se consideran prácticas ecológicas o ambientales. Al tiempo que considero que aquellos modos de intervención no pueden ser llamados ambientales en el sentido actual del término, también sugiero que fue al calor de aquellas primeras profesiones que se ocuparon de la ciudad: de los viejos y nuevos problemas que aparecen en diferentes etapas, de la transferencia de problemáticas hacia nuevas disciplinas que van emergiendo en distintos momentos, y de la renovación de las ópticas científicas y disciplinares con las que paulatinamente fue abordada la temática del entorno urbano, que lentamente fue institucionalizándose el concepto medio ambiente urbano en los textos referidos a la ciudad, hacia principios del siglo XX. Siguiendo esta hipótesis, otro de los objetivos de la investigación es señalar las similitudes y diferencias entre la connotación de aquel concepto naciente hacia 1915, con las actuales implicancias del término medio ambiente urbano.

 

   

 

    
InicioProyectos
    

   
  

Theomai*. Red de Estudios sobre Sociedad, Naturaleza y Desarrollo.
*Theomai: Ver, mirar, contemplar, observar, pasar revista, comprender, conocer

Coordinadores: Guido P. Galafassi - Adrián G. Zarrilli.
Sede: Universidad Nacional de Quilmes, Centro de Estudios e Investigaciones