THEOMAI* 
SOCIETY, NATURE AND DEVELOPMENT STUDIES NETWORK
 

    

 

AREAS PROTEGIDAS Y CAMBIO SOCIOCULTURAL. PRESENTACION DEL CASO OVIEDO, REPÚBLICA DOMINICANA: APROXIMACION *

 

Víctor F. Gómez Valenzuela

 

* Paper presented at "Tercer Simposio de Ecología -Unieco ‘98 "La Habana, Cuba.  October 25- 31 of 1998.

 
1. EL PARQUE NACIONAL JARAGUA.

1.1 Localización y límites.

El Parque Nacional Jaragua está ubicado en el extremo más meridional de la Isla de Santo Domingo, en el Suroeste de la República Dominicana, en la provincia de Pedernales. Incluye las Islas Beata y Alto Velo, así como los cayos denominados Los Frailes y Piedra Negra. Está localizados entre las coordenadas geográficas de 17º 28’- 17º 58’ N y 71º 16’- 71º 44’ O. Los límites del Parque por el Norte corresponden a la carretera Juancho-Cabo Rojo y al Este, Oeste y Sur consiste en la línea imaginaria situada sobre el mar territorial, aproximadamente a 5 kilómetros de la costa Este y Oeste del procurrente de Barahona y a 3 kilómetros del litoral sur de la Isla Beata. El Parque posee una extensión de 1,374 km² (unas 137,400 hectáreas) de los cuales 469 corresponden a la zona terrestre y 905 a la zona marina.

 

Mapa No.1 : Localización del Parque Nacional Jaragua en la Española


1.2 Base legal del área protegida
.

Esta área protegida fue declarada como Parque Nacional en 1983, mediante decreto 1315 del 11 de Agosto. I Sin embargo el primer decreto, refería la realización de un estudio para establecer los límites definitivos, los cuales se establecieron por medio del decreto 157-86 del 26 de Febrero de 1986.


1.3 Características climáticas.

El clima de la región del Parque Nacional Jaragua es semiárido con oscilación anual y marcada variación de un año a otro en su régimen de precipitación. La temperatura promedio en Oviedo es de 26.2 ºC y en Pedernales de 27.9 ºC. La precipitación en Oviedo es de 808.8 mm de lluvia y en Pedernales de 633 mm. Dos estaciones secas ocurren en Pedernales: una de noviembre a abril y otra en junio-julio siendo el período comprendido entre agosto y octubre el de mayor precipitación. En Oviedo la estación seca es entre noviembre y abril coincidiendo con Pedernales. Los suelos del parque son pocos profundos, con cierta capacidad de retención de agua y de rápido drenaje.


1.4 Vegetación.

Doce tipos de vegetación se encuentran en éste parque, a saber:

  • Bosque Semideciduo sobre Roca Calcárea,
  • Costero sobre Roca Calcárea,
  • Bosque Semideciduo
  • Bosque Semideciduo,
  • Bosque Semideciduo sobre Roca Calcárea Alterado,
  • Bosque Claro Semideciduo sobre Roca Calcárea,
  • Bosque Claro Bajo Semideciduo sobre Roca Calcárea, Bosque de Cabo Rojo,
  • Bosque Enano Costero,
  • Matorral Xerofítico Costero,
  • Manglares,
  • Praderas de Halófitas,
  • Bosque Costero sobre Suelo Aluvial Arenoso,
  • Vegetación de Playas y Dunas


1.5 Fauna terrestre.

Está representada por anfibios, reptiles, aves y mamíferos y constituye uno de los mayores atractivos del parque destacándose el elevado porcentaje de especies endémicas que allí habitan. Entre los reptiles encontramos las dos especies de iguana de nuestro territorio: Cyclura cornuta y Cyclura ricordii. Allí se puede observar el 60% de las aves reportadas para el país entre las que se destacan cotorra (Amazona ventralis), flamenco (Phoenicopterus ruber), cuchareta (Ajaia ajaja) y varias especies de garzas, patos migratorios y colúmbides como la paloma coronita (Columba leucocephala) entre otras.

Los mamíferos endémicos Solenodon paradoxus y Plagiodontia aedium también habitan en el parque. Estas especies son de mucha importancia para la comunidad científica nacional e internacional. También los murciélagos constituyen una buena representación de este grupo de animales en el parque, con unas 11 especies de las 18 reportadas para el país.

Un recurso faunístico de importancia lo constituyen las cuatro (4) especies de tortugas marinas que utilizan las playas del Este del parque para desovar. Estas especies son: Eretmochelys imbricata (carey), Dermochelys coriacea (tinglar), Caretta caretta (caguamo) y Chelonia mydas (tortuga verde).


2. BREVE DESCRIPCION DEL MUNICIPIO DE OVIEDO
.

2.1 La Provincia de Pedernales.

El Municipio de Oviedo pertenece a la provincia de Pedernales, la cual se encuentra en la Región Suroeste del país haciendo frontera con la República de Haití. Está provincia ocupa un territorio de 2,074.53 km² con una población total de 18,054 habitantes, lo que la convierte en la provincia menos poblada de la nación con una densidad de 3.7 hab./km² La provincia está dividida en dos municipios: Pedernales, municipio cabecera, y el municipio de Oviedo.

Sus principales actividades económicas son la agricultura de montaña, la pesca y la ganadería. La minería en otro tiempo fue activa con la extracción de bauxita. Actualmente, una compañía de capital dominicano, la IDEAL DOMINICANA, mantiene sus instalaciones y equipos en Cabo Rojo, en donde realiza la explotación de la roca caliza.


2.2 Actividades económicas en el Municipio de Oviedo
.

En lo que respecta al municipio de Oviedo, sus principales actividades productivas son la agricultura y la ganadería extensiva.

El principal cultivo es el sorgo, y le sigue en importancia el maíz, en algunos lugares las habichuelas, y otros frutos menores como la yuca, la batata y similares. Cabe destacar, que además, en el municipio existen proyectos agropecuarios en los que se cultiva sisal-cabuya y áloes como la sábila en volúmenes importantes. Más adelante nos referiremos a ellos.

La ganadería extensiva se práctica en todas las zonas ; se puede encontrar ganado por todas partes, lo cual tiene un impacto significativo en la zona protegida, el cual debe ser estudiado más detalladamente para poder tener una idea de las implicaciones que reviste en términos ecológicos y del manejo del Parque.

La comunidad tiene posibilidades de desarrollo en sectores como el ecoturismo, para el que tiene sitios de gran interés tanto ecológico como cultural. Así mismo, existen buenas posibilidades con la ganadería, pero esto implicaría reordenar la práctica para que pase de ganadería extensiva a intensiva. Lo mismo se aplica para el caso de cultivos como la cabuya, que tienen un gran potencial artesanal.


3. EL PARQUE Y EL CAMBIO SOCIOCULTURAL EN EL MUNICIPIO DE OVIEDO
:

3.1 La situación del Municipio antes de la creación del Parque.

Los datos económicos y demográficos que se presentamos a continuación, se corresponden con los resultados del censo de población y vivienda de 1981; recordemos que el parque fue creado en 1983, por lo que debemos sentirnos afortunados de contar con esa información.

Para 1981, la población de Oviedo, ascendía a 5, 378 habitantes de los cuales, 2,962 eran hombres y 2,416 mujeres. La densidad se situaba en los 5.7 hab/km2. El siguiente gráfico nos ilustra la proporción de los sexos:

En términos sociales, la población desempleada para el período anterior a la creación del Parque de acuerdo al censo de 1981 en la provincia de Pedernales, alcanzaba al 25.9% de la población económicamente activa, lo que en la realidad posiblemente fue mayor. Tristemente, no está disponible tal información para el Municipio de Oviedo y sus comunidades.


3.2 Situación Económica antes del Parque
.

Antes de la creación del Parque y aún por algunos años posteriormente, la vida económica del municipio de Oviedo descansaba en tres actividades básicas: la agricultura intensiva (expresada en el cultivo de algodón y sorgo), la ganadería y la producción de carbón vegetal. En un nivel de menor relevancia se puede colocar a la agricultura de subsistencia.

La agricultura intensiva se ha practicado bajo los auspicios del estatal Instituto Nacional del Algodón (INDA) y ha asumido el estilo de la "Gran Plantación" en la que los agricultores locales en lugar de poseer o usufructuar la tierra, se convierten en subempleados de la institución. Los principales cultivos que han caracterizado la agricultura intensiva son: el algodón en el pasado, el sorgo, la sábila y el sisal. Estos tres últimos son los que actualmente tienen vigencia y de ellos, el sorgo es el más importante. En el siguiente cuadro, se pueden apreciar los asentamientos campesinos en los cuales descansa la agricultura intensiva:

Cuadro No. 1: Proyectos agrarios de la zona del Parque Nacional Jaragua

Asentamiento

Año

No. Parceleros

Hectáreas

Cultivos

Colonia-Juancho

1956

146

3,250

Maní, sorgo

AC-79

1956

146

1,875

Pasto para ganado

Sabana Sansón I

1980

101

575

Sorgo, sisal

Sabana Sansón II

1980

146

625

Sorgo, sisal

Fuente: Plan de Manejo y Conservación, 1986.

En la práctica estos proyectos se han mantenido, aunque en medio de muchas dificultades, pero sin el componente de parceleros asentados, más bien el INDA ha manejado el proyecto como una gran plantación con énfasis en el cultivo de sábila y cabuya. Los campesinos han ocupado el rol de personal subempleado.

En lo que respecta a la ganadería, la misma se ha practicado por generaciones de forma extensiva tanto en el área que hoy ocupa el Parque como en la zona de amortiguamiento. Según estimaciones recogidas en el Censo Nacional Agropecuario de 1982, en el municipio de Oviedo, existían alrededor de unas 10,000 cabezas de ganado, pero estimaciones más recientes la sitúan por encima de las 20,000. En Oviedo existe desde mediados de los 80's, una asociación de medianos y pequeños ganaderos que en el pasado aglutinaba cerca de 40 personas, algunas de las cuales superaban las 2,000 cabezas de ganado.

La actividad carbonera tuvo su esplendor durante la primera mitad de la década de los 80's, llegándose a producir, de acuerdo a lo registrado en el Plan de Manejo, unos 20,000 sacos de 35 kg cada mes, en las comunidades periféricas al Parque tales como La Colonia, Oviedo, Tres Charcos y Manuel Goya. Lo que representaba unos 6,000m3 de leña, o equivalía a unas 100 hectáreas cada mes. En su momento, el municipio de Oviedo llegó a ser la capital del carbón vegetal.

De las tres actividades mencionadas anteriores, las dos primeras continúan practicándose y de alguna manera la cuarta ha ocupado el lugar de la segunda.


3.3 Cobertura y uso de los suelos
1984.

A) El siguiente gráfico nos permite visualizar la composición y uso de los suelos para 1984:

B) Cuadro explicativo de la composición de los suelos a 1984.

Nomenclatura

1984

Aguas

32

Agricultura intensiva

56.111

Agricultura subsistencia / pastos

56.667

Bosque seco

647.665

Matorrales

91.585

Mangles

17.308

Tierras húmedas y/o costeras

14.304

Áreas erosionadas

17.823

Fuente: Mapa de Uso y Cobertura de los Suelos 1984


3.4 La situación a 1993
.

Para 1993, fecha del último censo nacional, el Municipio de Oviedo alcanzaba una población de 5,812 habitantes, para una densidad de 6.2 hab/km2. El siguiente cuadro, nos muestra más claramente las características poblacionales de acuerdo al censo referido:

Cuadro No. 2: Datos poblacionales de la Provincia Pedernales

 

Superficie en KM²

Población total

Densidad

Hombres

Mujeres

Índice Masc.

Provincia

2, 074.53

18,054

3.7

9,871

8,183

121

Pedernales

1,136.35

12,242

10.8

6,605

5,637

117

Oviedo

938.18

5,812

6.2

3,266

2,546

128

Fuente: Censo Nacional de Población y Vivienda, 1993.

En términos gráficos, la proporción de los sexos se presenta de la siguiente manera: 44% mujeres y 56% hombres.

 En términos de la estructura demográfica de la población, el municipio de Oviedo se nos presenta como una población básicamente joven con un gran potencial reproductivo. El gráfico correspondiente nos ayuda visualizar la aseveración previa:

 

En términos de ocupación, la población económicamente activa de 10 años y más para 1993, ascendía a la cantidad de 4,297 personas de ambos sexos, de las cuales a penas el 35.7% se encontraba ocupada.(1) Lo anterior es sumamente delicado. En lo que respecta a sus actividades productivas, en la actualidad el municipio de Oviedo fundamenta su vida en dos sistemas: el continuum agricultura intensiva-agricultura de subsistencia y la ganadería extensiva.

La agricultura intensiva sigue ocupando cierta preeminencia y en la actualidad sus principales cultivos siguen siendo el sorgo, el sisal y la sábila. En términos de agricultura de subsistencia le siguen en importancia el maíz, en algunos lugares las habichuelas, y otros frutos menores como la yuca, la batata y similares. Todavía existen en el municipio los proyectos en los que se cultiva sisal-cabuya y áloes como la sábila en volúmenes importantes. Concretamente nos referimos a los proyectos del Instituto Agrario Dominicano, ejecutados en las tierras del Instituto nacional del Algodón (INDA), conocidos por los nombres: Sabana Sansón I y II de 1980 a los que ya nos hemos referido. En la práctica estos proyectos se han mantenido, aunque en medio de muchas dificultades en términos de mantenimiento y apoyo financiero.

Un elemento novedoso que está contribuyendo a diversificar la base económica de Oviedo, lo constituye las acequias para regadío que se le han hecho al canal de riego Nizaíto, el cual se construyó con la intención de regar las tierras de la llanura de Oviedo pero, a pesar de haber sido inaugurado en 1991, la obra secundaría no ha sido concluida. Al margen de lo anterior, lo lugareños han dado inicio al uso un tanto artesanal del canal y que productores individuales hayan prosperado gracias al uso que se le da.

La ganadería extensiva se práctica en todas las zonas ; se puede encontrar ganado por todas partes, lo cual tiene un impacto significativo en la zona protegida, el cual debe ser estudiado más detalladamente para poder tener una idea de las implicaciones que reviste en términos ecológicos y del manejo del Parque.

La comunidad tiene posibilidades de desarrollo en sectores como el ecoturismo, para el que tiene sitios de gran interés tanto ecológico como cultural. Así mismo, existen buenas posibilidades con la ganadería, pero esto implicaría reordenar la práctica para que pase de ganadería extensiva a intensiva. Lo mismo se aplica para el caso de cultivos como la cabuya, que tienen un gran potencial artesanal.


3.5 Cobertura y Uso de los suelos 1992.

A) Gráfico explicativo de la composición de los suelos para 1992:

B) Cuadro explicativo de la composición y uso de los suelos a 1992:

 

Nomenclatura

1992

Aguas

45

Agricultura intensiva

73.576

Agricultura subsistencia / pastos

33.75

Bosque seco

431.571

Matorrales

241.155

Mangles

13.384

Tierras húmedas y/o costeras

1.307

Áreas erosionadas

17.6

Fuente: Mapa de Uso y Cobertura de los Suelos 1992


4. FACTORES E IMPLICACIONES DEL CAMBIO SOCIOCULTURAL
:

4.1 Comparación de los períodos ínter censales.

El siguiente cuadro nos permite apreciar los cambios demográficos operados en el municipio de Oviedo:

Cuadro No. 3: Cambios operados en la composición poblacional de Oviedo

Año

Población total

Hombres

Mujeres

Densidad

Índice sexual

1935

417

217

200

0.4

108

1960

4,310

2,350

1,960

4.5

120

1970

3,887

2,045

1,842

4.1

111

1981

5,378

2,962

2,416

5.7

122

1993

5,812

3,266

2,546

6.2

133

Fuente: Censos Nacionales de los diversos períodos.

Como se puede ver, entre 1935 y 1993 la población de Oviedo creció a una tasa bruta anual de 22.3%, lo cual puede parecer a simple vista impresionante, pero como se aprecia en el cuadro, la población en 1935 era de apenas 417 personas. Cuando se comparan los períodos ínter censales entre sí, es que podemos tener una idea de la atípica dinámica de crecimiento de la población:

Cuadro No. 4: Períodos de cambio demográfico en el Municipio de Oviedo

Período

Variación absoluta

Tasa bruta anual de incremento

1935-1960

3,893

41.3%

1960-1970

-423

-0.9%

1970-1981

1,421

3.5%

1981-1993

434

0.6%

Fuente: Censos Nacionales de los diversos períodos.

Las implicaciones socioeconómica y ambientales de éste atípico crecimiento, tienen sentido a la luz del análisis de los cambios operados en la densidad demográfica, los cuales constituyen un interesante indicador de la relación de un grupo con el espacio que ocupa. Este último punto reviste singular importancia ya que nos permite comprender de alguna manera el comportamiento ecológico de la comunidad, en otras palabras, nos hace un tanto inteligible el esquema de relacionamiento de la comunidad global con su entorno.

El siguiente gráfico nos permitirá ilustrar más claramente la idea anterior:

 

 

Básicamente existen dos patrones de crecimiento demográfico: en forma de "J" o exponencial y en forma de "S" o sigmoideo. En el primer patrón la densidad aumenta de manera exponencial o geométrica (2, 4, 8, 16, ....) hasta que falte algún recurso o aparezca alguna limitación que detenga bruscamente el crecimiento de la población hasta que la densidad comience a disminuir y se restauren las condiciones para un nuevo crecimiento. En el segundo patrón, se produce lo que se denomina como una "auto limitación recurrente negativa", al reducirse la tasa de crecimiento en la medida en que aumenta la densidad; en otras palabras, la población crece hasta alcanzar un límite "K" de soporte y luego obtiene la estabilidad al autorregularse.

Las poblaciones con el primer patrón tiene a ser inestables al ser reguladas por factores externos tales como transferencias tecnológicas, políticas económicas nacionales, regionales o locales, etc. En las poblaciones con el segundo patrón, en forma de "S", la auto limitación reduce la tasa de crecimiento en la medida en que la densidad aumenta, si esta limitación es proporcional a la densidad, se obtiene una curva sigmoidea que alcanzará un nivel superior K, llamado "capacidad de soporte", ya que constituye la máxima densidad sostenible. Este tipo de patrón mejora la estabilidad ya que la población se regula por sí misma.

En términos prácticos, estos patrones pueden combinarse, modificarse o ambas cosas de acuerdo al potencial de crecimiento inherente a una población y a la suma de los diversos factores limitantes del espacio que ocupe. Tal es el caso de la población del municipio de Oviedo, cuya población ha estado sometida a la presión de factores limitantes de índole tecnoecológicas y tecnoeconómicas, pero a la vez define claramente un patrón de crecimiento básicamente sigmoideo o autolimitante, evidenciado en un alto potencial reproductivo y sujeto a fuertes oscilaciones de densidad.

En lo que respecta a lo social, las condiciones no han variado en términos sustanciales: los pobladores del municipio de Oviedo forma parte del segmento poblacional estructuralmente más pobre del país dominicano, con una tasa de desocupación laboral superior al 35% de la población económicamente activa, hasta el punto que al igual que antes de la creación del Parque la comunidad carecía de servicio de agua potable, la misma situación aún se mantiene al momento de elaborar éste trabajo. De la población económicamente activa de toda la provincia de 10 años y más a 1993, el desempleo arropa alrededor del 40% de la población.


4.2 Dinámica de cambio en la cobertura y uso de los suelos
.

A) El siguiente gráfico nos permite visualizar los cambios operados en la vegetación y uso de los suelos en términos estrictamente cuantitativos.

B) Cuadro explicativo de los cambios operados en el municipio de Oviedo entre 1984 y 1992:

Nomenclatura

1984

1992

Variación

Absoluta

%

Aguas

32

45

13.454

42.044

Agricultura intensiva

56.111

73.576

17.465

31.126

Agricultura subsistencia / pastos

56.667

33.75

-22.917

-40.442

Bosque seco

647.665

431.571

-216.094

-33.365

Matorrales

91.585

241.155

149.570

163.313

Mangles

17.308

13.384

-3.924

-22.672

Tierras húmedas y/o costeras

14.304

1.307

-12.997

-90.863

Áreas erosionadas

17.823

17.6

-0.223

-1.251

Fuente: Mapas de Uso y Cobertura de los Suelos 1984 y 1992


4.2 Análisis de la dinámica del cambio sociocultural
.

A) Análisis sistémico y postulados básicos del análisis sociocultural.

1) Las sociedades pueden ser consideradas integralmente como sistemas de partes interrelacionadas. Dentro de éste sistema de partes, la unidad más elemental es el rol.

2) Todos los sistemas de la vida real, son abiertos, por cuanto mantienen permanentes intercambios e interrelaciones con otros sistemas y con el medioambiente en general. Ningún sistema es totalmente cerrado; todos son foco de relaciones agrupados dentro de una red mayor de interrelaciones.

3) Los sistemas sociales tienen una dimensión temporal. Surgen de la interacción con el medio fruto de la necesidad de supervivencia, y de la interacción simbólica, la cual tiene una duración o dimensión temporal, es decir, se sitúan en un continuum que tiene pasado, presente y futuro.

4) Los sistemas sociales tienen una dimensión dialéctica. Los conflictos y contradicciones son inherentes a la vida social.

5) El cambio es inmanente en el sistema social. Lo anterior obedece al hecho de que tales sistemas constituyen sistemas de acción. La conducta está orientada hacia el futuro, es decir, hacia la obtención de objetivos, gratificaciones y aspiraciones.

6) Todos los sistemas están sometidos a un cambio exógeno. En virtud de las relaciones e interrelaciones entre los sistemas sociales, todo sistema está sometido a contribuciones e influencias externas.

B) Efectos y sentido del cambio.

1) Tipos de cambio: Básicamente existen dos tipos de cambios culturales:

-En la organización social de pautas de procedimiento: la pauta de procedimiento no sufre ninguna alteración radical, ni tampoco varían las relaciones básicas entre los individuos en un grado tal que pueda hablarse de una modificación de la estructura social.

-En la estructura social de pautas de procedimiento: en éste caso no se advierte una gran coincidencia entre las nuevas motivaciones de cualquier grupo numeroso dentro de la comunidad, pero si un vuelco considerable en cuanto al alcance de las pautas de actividad.

Ambos tipos de cambios, no son excluyentes, usualmente los cambios estructurales vienen precedidos de una recomposición en la organización de las pautas. En el caso que nos ocupa, podemos aseverar que el municipio de Oviedo se encuentra en un proceso de consolidación del cambio estructural, lo que se advierte en la redistribución o desplazamiento de las pautas productivas.


2. Lecciones aprendidas
.

El estatuto de área protegida y específicamente su categoría de manejo como Parque Nacional, plantea lo siguiente: un cambio en el manejo comporta un cambio en el uso. En el caso de Jaragua, todavía se realizan importantes actividades productivas como la ganadería, la caza y la pesca. Esta última, representa una prospera actividad económica que genera varios millones de pesos al año. Las lecciones aprendidas de la experiencia son las siguientes:

a) Revisión de la categoría de manejo y su adecuación a los usos compatibles de conservación y desarrollo.

b) Incorporación de los conocimientos tradicionales, en sus dimensiones de corpus y praxis, en la implementación de políticas de manejo con base en las comunidades locales.

c) Previsión de las tendencias del cambio sociocultural, mediante la identificación de alternativas económicas espaciales que de alguna manera puedan compensar los cambios avenidos.


BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

1. Beattie, J. H. M. "Comprensión y Explicación en Antropología Social". En: La Antropología como Ciencia. Editorial Anagrama. Barcelona, 1975. Pp. 293-309

2. Dirección Nacional de Parques (Et. Al). Plan de Manejo y Conservación Parque Nacional Jaragua. Publicado por World Wildlife Fund-US. Santo Domingo, 1986.

3. Hardesty, Donald. Antropología Ecológica. Ediciones Bellaterra. Barcelona, 1979.

4. Hawley, Amos H. Ecología Humana. Editorial Tecnos. Madrid, 1975.

5. Herskovits, Melville. El Hombre y sus Obras. Fondo de Cultura Económica (FCE). México, 1969.

6. Godelier, Maurice. "Antropología y Economía". En: Antropología Económica. Editorial Anagrama. Barcelona, 1976.

7. Gourou, Pierre. Introducción a la Geografía Humana. Editorial Alianza Universidad. Madrid, 1979.

8. Harris, Marvin. Materialismo Cultural. Alianza Editorial. Madrid, 1979.

9. -------------------- El Desarrollo de la Teoría Antropológica: Una Historia de las Teorías de la Cultura. 4ta. Edición. Siglo Veintiuno Editores. Madrid, 1983

10. -------------------- Antropología Cultural. Alianza Editorial. Madrid, 1990.

11. Krantz, Lasse. "El Campesino como Concepto Analítico en Antropología". Revista Dominicana de Antropología e Historia, UASD. Año VII, Vol. V, Nos. 5, 6, 7. Santo Domingo, 1975-77. Pp. 67-77

12. Mckinney, John C. Tipología Constructiva y Teoría Social. Amorrortu Editores. Buenos Aires, 1977.

13. Merton, Robert K. Teoría y Estructura Sociales. Fondo de Cultura Económica". México, 1972.

 

Notas
1. Lamentablemente, debido a dificultades metodológicas y de alcance de la mayoría de los censos dominicanos, no podemos contar con el nivel de información municipal para los censos anteriores.

   

 

    
Home - Articles


    

   
  


Theomai*. Society, Nature and Development Studies Network.

*Theomai id s word of greek origin wich means: to see, to contemplate, to observe, to understand, to know

Coordinators: Guido P. Galafassi - Adrián G. Zarrilli.
Place: Universidad Nacional de Quilmes, Centro de Estudios e Investigaciones